No todo lo que brilla es oro: 3 aspectos que muestran el lado B del Influencer Marketing

El influencer marketing se ha convertido en un gran aliado para las marcas en su tarea de conectar con un consumidor cada vez más escéptico a la publicidad tradicional.

Esta tendencia tiene sentido si consideramos que el 70 por ciento de las decisiones de compra entre los consumidores son guiadas por las recomendaciones de personas a quienes consideran sus pares, según un estudio reciente de Collective Bias.

Es por eso que, de acuerdo con un reporte de eMarketer, el 71 por ciento de profesionales consideran que el influencer marketing puede ayudar a crear mayor conciencia de marca. Además, el 67 por ciento de los especialistas en marketing creen que les ayuda a llegar a públicos más específicos.

Aún cuando en más de una ocasión esta técnica ha demostrado su eficiencia, la realidad es que no todos es miel sobre hojuelas, con lo que el marketing de influencia tiene un “lado B” que no todas las marcas quieren ver, pero que es indispensable analizar para orientar mejor las inversiones que se destinan al respecto.

En este sentido, compartimos tres aspectos que describen algunas de las principales características de la “otra cara” del influencer marketing que tu estrategia no puede ignorar:

Credibilidad en duda

La poca credibilidad que el consumidor comienza a expresar por estas acciones, percepción que se mantiene a la baja.

Las conclusiones de un reciente estudio firmado por Splendid Communications indican que casi la mitad de los usuarios de medios de comunicación social creen que las sociedades entre influencers y marcas carecen de autenticidad, y que estas celebridades de la nueva era trabajan con marcas en las que no creen.

Esto tiene impactos en el alcance y demás objetivos que las marcas buscan alcanzar con estas acciones, si consideramos que 61 por ciento de los usuarios admite que han dado unfollow a un influenciador que promovió demasiados productos, cifra que gana relevancia cuando consideramos que 53 por ciento de los mismos asume que un influenciador se ha vendido cuando menciona una marca, aún cuando esto no sea una realidad.

Influencers reales

Encontrar a la voz de influencia en nichos de público cada vez más pequeños es uno de los grandes desafíos que dificulta el correcto desarrollo de una estrategia de influencer marketing.

Previsiones publicadas por Statista relacionadas con la forma en la que las marcas y empresas se acercan a los influenciadores en función del medio, en donde los blogs propios de cada influencer (52 por ciento) así como el e-mail (66 por ciento), se ubican por encima de Facebook (29 por ciento) como principal canal de contacto.

Estos canales parecen no ser suficientes; la autenticidad del influencer es la medida a evaluar y demanda medios más sofisticados.

No hay un sólo influencer

El marketing de influencia parece haber perdido su encanto a medida que la oferta y demanda de este tipo de acciones se incrementó. Los usuarios a pie ahora son más conscientes que este tipo de acciones existen, situación que sumada a las malas o turbias prácticas en la materia terminan por derrumbar la confianza, engagement y afinidad que este tipo de esfuerzos pueden generar.

Esto significará para las marcas búsquedas mucho más exhaustivas de quienes pueden ser colaboradores de valor para sus estrategias, asunto que crecerá en complejidad si se considera que el entorno de los “influencers tradicionales” parece comenzar una racha de saturación.

Entender los diferentes tipos de influenciadores será clave para crecer en un entorno en el que todos quieren deslumbrar y pocos lo logran.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square